Enclavada en la parte occidental del alto Palancia, a 775 metros de altitud, la población de Torás rebosa naturaleza por los cuatro costados. Más de un tercio de su superficie es masa forestal. Fundada por los musulmanes como aldea de Bejís, se segregó de esta localidad en el año 1843.

Repleto de cautivadoras rutas y atractivos rincones, Torás es ideal para practicar el senderismo.

Alberga un paraje de bosque único con pinares, carrascales, sabinares y ejemplares de los últimos álamos de la Comunidad Valenciana.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: